Cómo interpretar tu perfil IPT

Tu inventario sobre el perfil del tutor te ofrece una instantánea acerca de cómo percibes tu trabajo con los profesores en formación. Como tal, te ayuda a identificar los aspectos de tu trabajo que encuentras particularmente (1) motivadores o  gratificantes y aquellos otros  aspectos que son (2) problemáticos o desafiantes. Seguramente que muchos de ellos ya los has vivido en tu práctica, el IPT lo único que hace es ayudarte a  hacerlos explícitos.

El valor de esta herramienta está entonces en que ayuda a poner de relieve varios aspectos de tu labor tutorial y, lo que es más importante, te ofrece un punto de partida para impulsar discusiones más amplias sobre las prácticas tutoriales con otros colegas (profesores de tu centro y de las facultades) y los propios alumnos en formación. También entre tu institución y la administración. 

Tu perfil muestra aquellos elementos que son relevantes y habituales en tu práctica diaria. Sólo tienes que recordar que la tutoría con los profesores en prácticas es una realidad dinámica que cambia con el tiempo en función del contexto, la experiencia y el conocimiento acumulado. Tu hoja de perfil muestra un diagrama de 14 barras y tres gráficos circulares.

 

 

Las 14 barras sintetizan tu patrón general en las ocho dimensiones de motivadores y las seis de retos. Todas ellas constituyen en gran parte el trabajo que los tutores realizan con sus profesrores en prácticas en situaciones reales. Los gráficos circulares te muestran tres modos distintos de examinar el equilibrio que existe en una dimensión o entre todas ellas. En primer lugar, las dimensiones de los “motivadores”  representan un equilibrio entre “uno mismo” y “el otro”. En segundo término, las dimensiones de los “retos” hacen alusión al equilibrio entre “lo interpersonal” y “lo sistémico”. Finalmente, se muestra el equilibrio general entre las ocho dimensiones de motivadores y las seis de retos.

“Las ocho caras de la motivación” a la hora de supervisar y tutorizar a los profesores en prácticas

Las entrevistas que hemos realizado a tutores de las prácticas están en consonancia con otros estudios de investigación al confirmar que hay muchas razones por las que los profesores encuentran satisfacción cuando trabajan con los profesores en prácticas en los contextos del aula y centro. El grado de especificidad y complejidad de todas ellas nos ha permitido encontrar ocho dimensiones subyacentes que los tutores de prácticas asumen como los grandes motivadores para trabajar con los profesores en formación. Éstos pueden describirse en los siguientes términos:

 

Mi trabajo con los profesores en prácticas es importante porque:

  • me renueva en mi profesión

  • mejora mi propia práctica

  • los profesores en prácticas hacen que los alumnos se involucren más

  • me deja más tiempo para controlar más de cerca el aprendizaje de mis alumnos

  • Contribuye a la formación de nuevos profesores

  • permite desarrollar una comunidad profesional más sólida  

  • me permite instruir y guiar a los profesores en prácticas en el contexto del aula.

  • Para tutorizar las prácticas en los contextos del aula

Las puntuaciones de los “motivadores” (barras verdes) oscilan entre 0 y 50. Las puntuaciones más altas (las barras verdes más largas) indican qué dimensiones son particularmente motivadoras para ti y las puntuaciones más bajas indican lo contrario. Las líneas negras  representan la media de otros tutores de prácticas que han hecho el cuestionario al igual que tú. Cada tutor difiere en creencias, experiencias y formas de actuación en las situaciones de trabajo, por ello mientras algunos encuentran más satisfacción en ciertas dimensiones otros pueden no hacerlo. Esto indica como no hay una manera única o más correcta para desempeñar esta labor. Las barras de los motivadores en tu hoja del perfil te ayudarán a ver qué dimensiones son las más relevantes para ti…y qué otras no lo son tanto. Te exponemos a continuación una interpretación más detallada sobre el significado de cada una de las dimensiones de los motivadores.

Renovación de la profesión docente. Participar en la formación de la siguiente generación de profesores es gratificante para los tutores que creen que la supervisión es necesaria para renovar la profesión; que están de acuerdo en que producir más profesores es una responsabilidad social colectiva; que admiten que trabajar con alumnos de prácticas es importante para la educación y la sociedad en general; y que están de acuerdo en que la tutoría ayuda a que los alumnos de prácticas se conviertan en  profesionales cualificados.

Mejora de las propias prácticas.  Los tutores ven que las labores de tutoría ayudan a mejorar sus propias prácticas y habilidades; a replantearse creencias y valores; a mantenerse al tanto de nuevas ideas; y a explicar a sus alumnos por qué enseñan como enseñan.

Mayor implicación de los alumnos de clase debido a la presencia de los profesores en prácticas. Proporcionan sabia nueva en la clase motivando nuevos aprendizajes, incrementando el interés de los alumnos, las dinámicas de clase y ayudando a atender la diversidad. Y lo más importante es que los alumnos ven como sus profesores en prácticas  son también aprendices –igual que cualquiera y así la clase se convierte en un entorno educativo para todos.

Más tiempo para atender los diferentes ritmos de aprendizaje de los alumnos de clase. Los tutores de prácticas disponen de más tiempo para hacer una pausa para reflexionar y observar mientras trabajan en clase. Este tiempo se aprovecha para trabajar individualmente con los alumnos o valorar sus necesidades de aprendizaje.

Modo de contribuir a la formación docente de nuevos profesores. Es gratificante para los profesores tutores saber que están formando a profesores principiantes. Reconocen que el trabajo con alumnos de prácticas es algo que se debe hacer, que es parte de su responsabilidad profesional y que contribuye a su propio desarrollo como docentes. 

Repaso de los contenidos de la carrera. Los tutores son conscientes de que la formación del profesorado es una forma de liderazgo educativo. Son conscientes de que creerse que uno lo sabe todo es peligroso y por ello es necesario formarse continuamente no sólo en la práctica sino también en la teoría.  El trabajar con profesores en prácticas les permite “abrir” sus prácticas como profesores de aula y como tutores de futuros profesionales.

Desarrollo de una comunidad profesional más sólida. Los tutores de prácticas encuentran gratificante trabajar con otros adultos porque así fomentan la colaboración, la colegialidad y el sentido de comunidad educativa. Reconocen que la supervisión permite desarrollar relaciones profesionales con futuros colegas y que disfrutan del aprendizaje colectivo que emerge de los contextos de enseñanza del aula.

Ayudar a los profesores en prácticas en el contexto del aula. Los tutores disfrutan ayudando a que los alumnos de prácticas conecten la teoría con la práctica; a trabajar en asuntos del día a día; a aprender y desarrollarse; y a entender que hay muchos modos de enseñar en el contexto inmediato de la acción.

 

Retos asociados con ser tutor de prácticas

Efectivamente existen también dificultades asociadas al trabajo desarrollado con los alumnos de prácticas en la misma medida que existen elementos motivadores. Estos retos pueden ser descritos en los términos que figuran a continuación: 

Mi trabajo con los profesores en prácticas puede suponer un reto debido a:

  • problemas con la orientación y tutoría de los profesores en prácticas

  • inadecuación de formularios y guías docentes

  • políticas y procedimientos poco claros

  • la tutoría de prácticas es una especialidad profesional que requiere formación

  • preocupación sobre la preparación previa al practicum de los profesores en formación 

  • Procesos de comunicación y feedback poco claros

Al igual que en los “motivadores”, las puntuaciones de los “retos” (barras naranjas) tienen una puntuación que oscila entre 0 y 50. Las puntuaciones más altas indican aquellos aspectos que son particularmente desafiantes para ti, mientras que las más bajas sugieren lo contrario. Las líneas negras representan las puntuaciones obtenidas por otros tutores de prácticas. A continuación te detallamos lo que estas seis dimensiones indican. 

Problemas en la orientación y tutoría. Algunos tutores de prácticas indican que les gustaría tener más ayudas a la hora de definir lo que sus alumnos esperan de ellos; a la hora de corregir las ideas incorrectas que conciben acerca de la profesión; a la hora de desarrollar relaciones profesionales genuinas; o a la hora de articular mejor los procesos de evaluación con ellos.

Guías y formularios poco adecuados. Son en parte resultado de una evaluación poco precisa que diferencie entre lo que supone hacerlo bien o mal cuando el profesor en prácticas aprende a ser profesor. Protocolos poco definidos para proporcionar feedback adecuados a los profesores en formación; ausencia de formularios de evaluación que sean sensibles a las preocupaciones e intereses de los profesores tutores o una falta de apoyo a las autoevaluaciones de los profesores en formación.

Políticas y procedimientos poco claros para establecer una relación profesional genuina entre profesores en prácticas y sus tutores (tanto del centro como de la facultad). Existe un vacío acerca de los roles y responsabilidades que tienen los tutores de prácticas de la facultad; los mecanismos de comunicación entre éstos y  los tutores de los centros son poco precisos; no se puede acceder a los recursos que la universidad pone a disposición de sus estudiantes; o una ausencia de procedimientos sistemáticos para seleccionar y preparar a los tutores de prácticas de los centros escolares o de las facultades.

La tutoría de prácticas es una especialidad más dentro de la profesión que requiere formación. Este aspecto preocupa a los tutores de prácticas ya que su labor es compleja y poco reconocida. Hay una ausencia de consenso sobre  cómo los tutores de prácticas tienen que intercambiar información; cómo ayudarles a resolver sus propias dudas; o qué dificultades existen para involucrar a otros tutores de prácticas en la toma de decisiones sobre su profesión. En definititva se trata de una labor que requiere entrenamiento.

Preocupación sobre la preparación previa al practicum de los profesores en formación. Existe una ausencia de acuerdo sobre prácticas estándar para asesorar mejor a los profesores en formación, hay falta de información sobre los cursos de preparación previos al practicum o guías prácticas sobre la tutoría que proporcionen ayudas, escenarios o ejemplos concretos.

Procesos de comunicación y feedback poco claros. Ausencia de compromiso entre los centros educativos, las universidades y la administración para informar a los profesores tutores sobre lo bien (o mal) que asisten a los profesores en prácticas; problemas de comunicación entre la administración educativa local y los tutores de prácticas; carencias de comunicación dentro del claustro del centro y con otros centros; prácticas de evaluación insuficientes entre los propios profesores en prácticas para informar sobre aquello que funciona y lo que no.

 

Búsqueda del equilibrio en el trabajo: motivación y desafíos en la profesión.

 

En la parte inferior de tu hoja de perfil hay tres gráficos circulares. Éstos indican el equilibrio que existe en diversos aspectos que ocurren en tu trabajo. El gráfico de la izquierda refleja dos de los aspectos que has marcado como motivadores y gratificantes. 

Parte de lo que motiva a los profesores tutores pertenece al ámbito de lo personal (uno mismo). Otra parte tiene que ver con la satisfacción de ver como otros tienen éxito (dimensión “otros”). El equilibrio entre las secciones verdes claras y verdes oscuras indica el grado de énfasis entre “uno mismo” y “el otro” en términos de beneficios recíprocos asociados con el trabajo que haces con el profesor o profesora en prácticas. 

Por otra parte, muchos de los retos y dificultades que perciben los tutores de prácticas surgen de los problemas de comunicación y feedback (dimensión “interpersonal”); otros, por su parte, resultan de la carencia de procedimientos, políticas o guías más precisas (dimensión “sistémica”). Las secciones naranjas oscuras y claras del gráfico del medio indican el grado de énfasis entre lo “interpersonal” y lo “sistémico”, aspectos inherentes a lo que supone aprender una profesión. 

A la derecha puedes observar el tercer gráfico. En él se muestra el equilibrio general en tu trabajo, es decir, los motivadores y retos a la hora de trabajar con los alumnos de prácticas en el contexto escolar. 

El IPT proporciona una visión sinóptica de tu perfil como tutor en este momento y no significa que, por ejemplo, dos tutores de prácticas tengan la misma distribución de motivadores y retos. En cualquier caso, la información contenida en este perfil te puede proporcionar un punto de partida interesante para el autoestudio y la discusión individual y colectiva en el contexto de tu práctica. El IPT te ofrece además un vocabulario amplio para discutir estas y otras cuestiones con compañeros, gestores de la administración y profesores de universidad. 

Es importante recordar como tu forma de concebir la profesión puede ir cambiando con los años. Quizá te apetezca hacer el IPT en alguna otra ocasión para ver si tus percepciones como tutor cambian en función de las circunstancias. Por esa razón te proporcionamos este enlace www.MentoringPerspectives.com/es para que puedas acceder a él cuando lo consideres oportuno.